¿COMO ERA LA CIUDAD DE NINIVE?

                             Jonás 3:1-8
INTRODUCCIÓN: Nínive era una ciudad del Reino Asirio, aproximadamente de 5 kilómetros de largo por 2 y medio de ancho.
La antigua ciudad de Nínive se encuentra a las afueras de Mosul en la ribera oriental del río Tigris.
Nadie sabe con exactitud cuando fue habitada por primera vez, pero fue un asentamiento cultural en el sexto milenio antes de Cristo.
Tenía un muro protector de 65 kilómetros; con un ancho para que pasasen 4 carros a la par y una altura de 30 metros.
Realmente era una obra de arquitectura impresionante dada las condiciones de ingeniería de la época.
¿Qué aprendemos de esta ciudad según el libro de Jonás?
I. LA CONDICIÓN ESPIRITUAL DE NÍNIVE
A. NÍNIVE, ERA UNA CIUDAD LLENA DE MALDAD, (JONÁS 1:2)
1) Era una ciudad próspera, muy popular, pero lamentablemente su situación espiritual era terriblemente mala.
2) El pecado de esta ciudad,
a) No era necesariamente contra los hombres;
b) Más bien era un desafío directo a Dios.
3) Muchas veces nosotros como cristianos llevamos una vida desafiante a los principios y la voluntad de Dios.
4) La situación espiritual de Nínive, puede representar nuestra propia vida:
a) Llena de dudas,
b) Desconfiando del poder y dudando del cumplimiento de las promesas de Dios,
c) Atesorando ira tal como lo explica el apóstol Pablo en (Romanos 2:5-9) “Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagará a cada uno conforme a sus obras; vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra é inmortalidad, pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, si no que obedecen a la injusticia; tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el Judío primeramente y también el Griego.”
5) El panorama casi No ha cambiado,
a) podemos ver hoy muchas personas que lo tienen todo, pero son infelices,
b) No han encontrado la verdadera paz para sus corazones,
c) Tienen un vacío en sus vidas y ese vacío solo Dios puede llenarlo.
II. DIOS DECIDE DARLES UNA OPORTUNIDAD: (JONÁS 3:1-2); (JONÁS 3:1)
A. DIOS SE CARACTERIZA POR DAR SEGUNDA OPORTUNIDAD
1) El profeta Jonás No fue a sugerir, ni a recomendar, ¡sino a predicar el arrepentimiento!
a) Era un mensaje claro y específico.
b) Dios No quiere que el hombre muera en sus pecados,
c) Él desea que las personas tengan un encuentro personal con su hijo Jesucristo. (2 Pedro 3:9) “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”
2) Tenemos que estar atentos a las advertencias de Dios,
3) El Espíritu Santo nos da señales cada día sobre la forma de conducirnos y volver a los caminos de Dios si es que estamos desviados. (Juan 14:16-17) “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.”
4) Analicemos nuestra vida y condición espiritual.
5) Si sentimos que estamos alejándonos de ÉL o ya casi hemos tirado la toalla,
6) Pensemos que Dios esta pendiente de nuestro regreso, tal como se puede ver en la parábola del hijo prodigo.
III. ¡LOS DÍAS DE NÍNIVE ESTABAN CONTADOS¡: (JONÁS 3:4)
A. ¡TIENES LOS DÍAS CONTADOS!
1) El Dios sabio y poderoso encontró que aquí no cabía más que darle un tiempo para que la gente reaccione.
a) El tiempo era muy corto,
b) Pero suficiente como para dar una nueva oportunidad a esta gente mala y perversa.
2) Es posible que en este día, esta noche, en este instante,
a) Tengamos personas a las cuales Dios les ha estado diciendo, ¡Debes cambiar¡
b) ¡Tienes que arrepentirte¡
c) ¡Te quedan 40 días para que te arrepientas!
d) Y hasta podemos decir que al igual que los hombres y mujeres de Nínive… !Tienen los días contados¡ (Lucas 12:19-20) “Y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quien será?”
3) En esta noche, en estos precisos momentos, podemos dejar de respirar y con ello se acaban nuestras oportunidades.
a) No seamos ingenuos y pensemos que con misas y rezos lograremos evitar el castigo después de muertos. (Hebreos 9:27) “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio.”
b) ¿Qué esperas para acudir a Cristo?
c) Hoy Dios té esta dando una oportunidad de arrepentirte y aceptar el amor de Dios a través de Jesucristo.
IV. LA REACCIÓN DE LA GENTE (JONÁS 3:5)
A. FELIZMENTE SI CREYERON A LA PALABRA DE DIOS
1) Una decisión muy loable y correcta. “Y los hombres de Nínive creyeron a DIOS.
2) Es interesante notar que No dice que creyeron a Jonás.
3) Los hombres siempre somos utilizados por Dios para comunicar las Buenas Nuevas y es el Espíritu Santo quien toca y conmueve los corazones de los inconversos.
4) Si usted hoy haya sido tocado por Dios,
a) No deje pasar la oportunidad de entregarle su vida a Él.
b) Podemos notar que en el caso de Nínive, el arrepentimiento fue general, dice la Escritura: “…desde el mayor hasta el menor de ellos.”
IV. EL RESULTADO DEL ARREPENTIMIENTO (JONÁS 3:10)
A. ¡DIOS LOS PERDONÓ!
1) El perdón de Dios es consecuencia inmediata del arrepentimiento del hombre.
2) El apóstol Juan lo explica muy claramente cuando dice: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1 Juan 1: 9)
3) El profeta Isaías señala lo siguiente: “Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cuál tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.” (Isaías 55:7)
4) Nunca antes en la historia bíblica, ha habido un hombre que gane tantas almas para Dios como Jonás: 120,OOO persona fueron ganadas aquel día. (Jonás 4:11)
CONCLUSIÓN: Dios te esta esperando ahora mismo.
Toma tu decisión por Jesucristo.
Ven a Él para que seas salvo y goces de la vida eterna, la salvación es propia y esta en tus manos.