“CUIDADO CON LA MURMURACIÓN”

“CUIDADO CON LA MURMURACIÓN”
Números 21:4-6

Dr. Alfonso Calderón E., Pastor
INTRODUCCIÓN: El pueblo de Israel iba camino a la tierra prometida, a la tierra que fluía leche y miel, pero al rodear la tierra de Edom, el pueblo se desanimó y por el desánimo el pueblo se comenzó a quejar contra Dios y su voluntad y contra Moisés.
Muchas veces no nos damos cuenta que todo nos parece mal, que todo nos molesta, que a nada le encontramos satisfacción, y el problema no son las personas a nuestro alrededor, ni las condiciones que vivimos, sino el desánimo que ha entrado a nuestra vida.
Pero en esta noche vamos a estudiar una de las manifestaciones más comunes de un cristiano desanimado: La murmuración y nos daremos cuenta lo peligroso que es permitir la murmuración en nuestra boca cuando somos hijos de Dios.
¿Qué es la murmuración? hablar en voz baja o entre dientes, especialmente manifestando queja o disgusto por alguna cosa y hablar mal de una persona que no está presente.
Nosotros como cristianos debemos de evitar murmurar y vamos a ver en la palabra de Dios porque
I. NO DEBEMOS MURMURAR CONTRA DIOS (NÚMEROS 14:20-30)
A. ¡NO SE ATREVA A TANTO ES PELIGROSO!
1) El Señor permitió que fueran enviados 12 espías a reconocer la tierra,
a) y al volver se quejaron contra Dios,
b) murmuraron en contra del Señor
c) y menospreciaron la bendición que Él tenía para ellos.
2) Por causa de la murmuración de los 10 espías y del pueblo
a) el Señor no permitió que entraran a la tierra prometida
b) sino que los castigó dejándolos morir en el desierto caminando durante 40 años.
3) En esta noche cada uno de nosotros tiene que reflexionar en su corazón,
a) ¿por qué mi vida está en neutro?
b) ¿Por qué no alcanzo nada en la vida?
c) ¿Porque no salgo de mi desierto?
d) y reconozcamos si no será que en nuestra boca hemos permitido la murmuración contra nuestro Dios,
e) si hemos permitido las quejas en contra de Dios.
II. NO DEBEMOS MURMURAR CONTRA NUESTROS PASTORES Y LÍDERES (NÚMEROS 21:5)
A. LOS PASTORES SON SOLO INSTRUMENTOS DE DIOS:
1) Los pastores y líderes son simplemente siervos e instrumentos puestos por Dios para su servicio,
2) al murmurar contra las personas que Dios ha llamado y elegido, estamos murmurando directamente contra Dios.
3) En la palabra de Dios vemos claramente que al Señor no le agrada que murmuren contra sus siervos (Números 16:41-45; Números 17:1-5)
4) Las autoridades de la iglesia han sido establecidas por Dios y si murmuramos contra lo que Dios ha establecido estamos rebelándonos contra el Señor (Romanos 13:1-2).
5) Si antes formabas parte de otra iglesia y ahora te congregas en esta iglesia
a) no murmures de tu pastor anterior,
b) si te congregas en esta iglesia no murmures de tus pastores y líderes,
c) ora por ellos,
d) comprende que Dios no te puede bendecir si te rebelas contra su voluntad.
III. NO DEBEMOS MURMURAR CONTRA LA VOLUNTAD DE NUESTRO DIOS (NÚMEROS 21:5)
A. NO TE QUEJES, SE AGRADECIDO:
1) El pueblo se quejó porque los había sacado de Egipto y los había llevado al desierto,
a) no estaban agradecidos por dejar de ser esclavos,
b) no estaban agradecidos por haber sido liberados por el poder del Señor.
2) No podemos murmurar contra el Señor
a) porque Él es soberano,
b) Él es el alfarero de nuestra vida,
c) nosotros somos barro,
d) y el barro no puede quejarse contra lo que el alfarero está haciendo con el (Romanos 9:20-21).
e) Reconozcamos ¿quiénes somos nosotros para altercar o pelear contra nuestro Dios?
CONCLUSIÓN: No murmuremos, no nos quejemos, que de nuestra boca fluyan alabanza de labios agradecidos con nuestro Dios, si hay situaciones en nuestra vida que no nos agradan, en lugar de quejarnos o murmurar, alabemos, sacrifiquemos alabanza a nuestro Dios (Hebreos 13:15)

“CUANDO DIOS NOS BAJA DE LA NUBE” Dr. Alfonso Calderón E., Pastor

“CUANDO DIOS NOS BAJA DE LA NUBE”
Abdías 1:3

INTRODUCCIÓN: El libro de Abdías va dirigido al pueblo de Edom y de una de sus principales ciudades llamada Petra, la ciudad de piedra rosada, construida en medio de la roca en las montañas, una ciudad fortaleza, se decía que Petra era la ciudad mejor defendida del mundo antiguo por sus altísimas murallas de piedra.
Su ubicación, su altura, lo difícil que era atacarla, le dio a Edom y su ciudad petra la sensación de ser inconquistable, le dio la sensación de ser intocable.
El corazón de los edomitas se lleno de soberbia, se lleno de falsa seguridad, es por eso que por medio del profeta Abdías el Señor les dice unas palabras muy duras: ¡La soberbia de tu corazón te ha engañado!
Traslademos la actitud de Edom a la vida de muchos de nosotros: Al igual que Edom estamos engañados, pensamos que por nuestro dinero, por nuestra posición en el trabajo, por nuestros títulos, por nuestros negocios somos intocables o somos indispensables, y andamos elevados en una nube llamada soberbia.
Tenemos que saber que hay dos medios que Satanás usa para elevarnos, para subirnos en la nube que muchos andamos:
Nuestro propio corazón lleno de soberbia (V.3) nuestro corazón es engañoso, y lleno de perversidad, y Satanás muchas veces lo usa para nuestra propia destrucción (Jeremías 17:9)
Nuestros “amigos” (Abdías V. 7) el halago, la falsa admiración, hacen que nuestra mente se vaya inflando poco a poco, nos hacen llegar hasta los confines, hasta lo más alto, y nos llenamos de vanidad.
Nuestro corazón y las palabras infladas de las personas nos hacen subirnos en una nube de soberbia, en una nube de altanería.
En esta tarde comprenderemos como se nota en nuestra vida cuando andamos en esa nube de vanidad y como Dios nos baja de esa nube

I. NOS CREEMOS INTOCABLES (V. 3) “quien me derribara a tierra decía Edom”
A. QUIÉN: (Es un pronombre refiriéndose a personas)
1) y esos son los pensamientos de muchas personas llenas de soberbia en su corazón.
a) Nuestros contactos, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
b) nuestras amistades, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
c) nuestro dinero, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
d) nuestras armas, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
e) nuestro carácter fuerte, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
2) Pero para Dios no hay intocables (vs 4; Jeremías 46:16)
a) con una simple enfermedad el Señor doblega la soberbia de cualquiera,
b) contra Dios no hay enojados,
c) no hay armas que puedan funcionar,
d) el baja de la nube a cualquiera (Jeremías 48:29-30)

II. NOS CREEMOS INDISPENSABLES (ISAÍAS 47:10)
A. NADIE ES IMPRESCINDIBLES:
1) En nuestro corazón pensamos que solo nosotros y nadie mas sabe hacer las cosas,
2) que sin nosotros nada saldrá bien que somos indispensables,
3) que todos pueden faltar menos nosotros, y no es así.
a) Todos somos necesarios,
b) todos somos importantes, pero indispensable solo Dios (Josué 1:1-5)
c) Moisés era un gran siervo, un grandísimo líder, pero murió y la conquista de la tierra prometida tenia que seguir, el Señor le dijo al Josué: Mi siervo Moisés ha muerto, ahora levántate tú y pasa el Jordán, y le dio una promesa: como estuve con Moisés estaré contigo.
4) Lo indispensable no es la persona, sino la presencia de Dios,
a) eso no puede faltar,
b) en nuestro trabajo no es que somos los mejores, es la gracia de Dios en nuestra vida,
c) no es que somos los mas inteligentes, es la gracia de Dios en nuestra vida.
5) Tenemos que reconocer que muchas veces Dios nos aparta de nuestros proyectos para darnos cuenta que no somos nosotros sino Él en nosotros

III. NOS VOLVEMOS ALTIVOS Y ALTANEROS (SALMOS 10:4)
A. ESTOS PIENSAN QUE NO NECESITA DE DIOS:
1) Cuando andamos en la nube de soberbia pensamos que no necesitamos de Dios,
a) que nos podemos valer por nosotros mismos,
b) pensamos que no necesitamos consejos,
c) que no necesitamos de la iglesias
d) ni de biblia ni de nada.
2) Cuando somos altivos menospreciamos a nuestra familia,
a) pensamos que no necesitamos de nadie,
b) pensamos que no necesitamos de nuestros padres ni de nuestra familia.
B. LOS ALTIVOS SERÁN ABATIDOS DIRECTAMENTE POR EL SEÑOR (2 SAMUEL 22:28; PROVERBIOS 16:5; ISAÍAS 2:12)
1) Dios nos bajara de la nube
a) El Señor nos hará conocer la escases,
b) nos hará conocer lo que significa necesitar ayuda,
c) el Señor doblegara nuestro orgullo para volvernos humildes.
2) Pero tenemos que comprender que ser bajados de la nube por el Señor es una bendición para nuestra vida (Salmo 119:67 y 71)
a) El Señor no humilla para demostrar que él es Dios,
b) él nos humilla para que podamos ser bendecidos.
c) El Señor nos baja de la nube porque Dios atiende al humilde pero a la altivo mira de lejos.

CONCLUSIÓN: Si alguien en esta noche anda en la nube, mejor que recapacite antes que nuestro Dios le tire y el golpe sean realmente muy dolorosos.
Amigo si estas por la primera vez en esta noche y no quiere admitir que usted necesita doblar sus rodillas y pedir perdón por su altives que cree que no necesita del Señor, pero usted bien sabe que necesita el perdón de todos sus pecado…

“CRISTIANOS CON COMPROMISO” Dr. Alfonso Calderón E., Pastor

“CRISTIANOS CON COMPROMISO”

Deuteronomio 6:4-5; Mateo 10:37-38

INTRODUCCIÓN: Este es un sermón de esos que no nos gustan, tengo que ser honesto, pero es un sermón necesario, como las inyecciones, no nos gustan pero son necesarias.

Es un sermón con un mensaje que no nos gusta porque vamos a hablar de algo que a muchos nos falta: “Compromiso con Dios”.

Primeramente quiero decirle que todos los que estamos en esta noche escuchando este mensaje estamos comprometidos con “algo o con alguien”: Con la familia, con nuestros hijos, con nuestros estudios, con nuestro trabajo, con nuestro negocio, con nuestros amigos, etc.

El gran problema es que no estamos comprometidos o estamos menos comprometidos con quien mas tenemos que comprometernos: “con el Señor”.

Pero definamos ¿qué es un compromiso? un compromiso es una obligación adquirida o una palabra dada

Un compromiso tiene que ver con nuestras prioridades, nuestro tiempo, nuestro esfuerzo, nuestra dedicación, nuestras finanzas, etc.

Nuestro Dios ha dejado bien claro tanto en el antiguo testamento como en el nuevo testamento que él quiere personas comprometidas con él como lo vimos en los versículos que leímos para comenzar:

Él quiere que lo amemos con todo el corazón, con toda el alma y con todas nuestras fuerzas y también quiere que comprendamos que nadie en nuestra vida puede ser más importante que Él: “Ni nuestros padres, ni nuestros hijos, ni nadie tiene que ocupar en lugar de Dios”.

Muchos cristianos decimos: Dios no quiere que lo sigamos o le sirvamos por compromiso sino por amor, y esa frase la ocupamos como excusa para todo, pero tenemos que saber que es al contrario: “El amor produce compromiso” (1 Juan 4:9)

El amor de Dios para con nosotros se manifiesta en un compromiso por la salvación de la humanidad, y ese compromiso de Dios con la humanidad se manifestó en Jesucristo.

¿Como podemos llegar a ser cristianos comprometidos? esa es la pregunta que debemos responder en esta mañana:

¿Como podemos llegar a ser cristianos comprometidos?

I. RECONOCIENDO QUE HEMOS DADO NUESTRA PALABRA (ROM.10:10)

A. ACEPTA QUE LO HAZ CONFESADO CON TU BOCA:

  • Muchos podemos pensar:
  1. ¡Yo no he dado mi palabra de nada!!
  2. Pero no es verdad, pues cada cristiano ha confesado a Jesús como su Salvador y como su Señor.
  • Si Jesús es mi Señor él tiene todo el derecho de poder hacerme el reclamo que aparece en su palabra (Lucas 6:46)
  1. Su palabra dice que no me deje de congregar,
  2. su palabra dice que escudriñe su palabra,
  3. su palabra dice que le sirva,
  4. su palabra dice que diezme y ofrende,
  5. su palabra dice que vaya y predique la palabra.

¿Como podemos llegar a ser cristianos comprometidos.

II. PONIENDO EN ORDEN MIS PRIORIDADES (MATEO 6:33; COLOSENSES 1:18)

A. HAY QUE COLOCAR A NUESTRO DIOS PRIMERO EN TODO:

  • La palabra preeminencia significa primero antes que todo,
  1. nuestro Señor Jesucristo tiene que ser lo primero en nuestra vida,
  2. sobre cualquier cosa.
  • Si soy cristiano significa que lo primero lo preminente en mi vida es Cristo,
  1. si soy estudiante soy estudiante cristiano,
  2. si soy empresario soy empresario cristiano,
  3. si soy deportista soy deportista cristianos,
  4. ¡es decir haga lo que haga Cristo es primero!

¿Como podemos llegar a ser cristianos comprometidos?

III. DESARROLLANDO NUEVOS HÁBITOS ESPIRITUALES

A. INCREMENTA DIFERENTES PRÁCTICAS DE DIOS:

  • Los cristianos comprometidos han desarrollado hábitos espirituales en sus vidas que producen convicción espiritual
  1. El hábito de leer la palabra de Dios (Josué 1:8)
  2. El hábito de la oración (Daniel 6:10)
  3. El hábito de congregarse con constancia (Hebreos 10:25)
  4. El hábito de diezmar con fidelidad (Malaquías 3:10)
  5. El hábito de servir en la casa de Dios (Juan 12:26)

CONCLUSIÓN: Estimados hermanos ya entendimos, ¿qué es un compromiso? un compromiso es una obligación adquirida o una palabra dada.

Un compromiso tiene que ver con nuestras prioridades, nuestro tiempo, nuestro esfuerzo, nuestra dedicación, nuestras finanzas, etc.

Él quiere que lo amemos con todo el corazón, con toda el alma y con todas nuestras fuerzas y también quiere que comprendamos que nadie en nuestra vida puede ser más importante que Él.

“COMO TENER CONTENTAMIENTO” Dr. Alfonso Calderón E., Pastor

“COMO TENER CONTENTAMIENTO”

Filipenses 4:1-13

INTRODUCCIÓN: Yo creo que el hombre está preocupado por estudiar y aprender diversos tipos de conocimiento.

Se afana por aprender más acerca de la biología, de la zoología, de la meteorología, ecología y de todas otras ciencias exactas y también sociales.

De igual manera se afana por conocer y desarrollar más cada día la medicina, etc.

Pero creo yo que nosotros como cristianos, el deseo que debemos de tener, es el deseo de aprender a vivir correctamente.

Por otro lado, uno de los temas más recurrentes en libros y revistas, es la depresión que sufren los hombres y existen artículos en donde dicen tener la fórmula de como vencer la depresión, como enfrentarla, y como salir de ella.

Los consejos aparentemente son buenos, pero ninguno de ellos apegados a lo que la biblia dice.

Yo creo que nosotros podemos aprender a vivir a pesar de la presión con gozo, con alegría, tal como Dios quiere que nosotros vivamos la vida, pero ¡Necesitamos poner los ojos en la biblia!

Veamos lo que dice Fil 4:11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.

Vea estas palabras con cuidado y veremos que el apóstol Pablo nos dice: “Yo aprendí”, ¿Qué es lo que aprendió él?

Aprendió a vivir contento y eso es precisamente lo que nosotros necesitamos hacer, aprender a vivir contentos. ¿Contentos con qué?, contentos con lo que tenemos ahora, con lo que nuestro Dios nos ha dado.

Así como con la familia que él mismo nos ha dado, ¿pero sabe qué? ¡Eso se aprende!

La biblia dice: “he aprendido”, ¿De dónde vamos a aprender? bueno vamos aprender de la biblia.

La primera cosa que quiero decir, es que el contentamiento no es la complacencia o condescendencia por lo que sucede, ¿eso qué quiere decir? que hay gente que nada le importa de lo que hay alrededor, pero no porque haya aprendido a contentarse, sino porque están ausentes de esta vida.

Usted puede ver a los ermitaños, o a la gente barbuda que no se bañan durante meses, y andan en la calle y que les importa poco lo que sucede, “¡esa gente no es feliz!”

El contentamiento no es la falsa paz basada en la ignorancia, ¡No! el contentamiento es que en medio de la batalla, nosotros podemos tener paz y confianza profunda.

Contentamiento es el ser suficiente para uno mismo, estar contento es la descripción de algo, cuya fuente de satisfacción es interna y por lo tanto no tiene que depender de los sustitutos externos.

Contentamiento es autosuficiente, pero no por uno mismo, sino por causa de que Cristo vive en nosotros.

Ahora, ¿Cómo nosotros podemos tener contentamiento y estar contentos en todo tiempo?

Hay varias cosas que debemos hacer.

I. DEBEMOS RECORDAR QUE SOMOS SALVOS

Cuando usted más deprimido o más triste esté, la cosa que puede ponerlo feliz, es precisamente recordar que su nombre está escrito en el libro de la vida, Filipenses. 4:2-3

¡Hey Evodia, Síntique y Clemente, sean de un mismo sentir!, acuérdense que sus nombres están escritos en el libro de la vida.

Así que cuando haya problemas, la primera cosa que hay que recordar es que “somos salvos por la gracia de nuestro Dios”

A veces pensamos que la muerte es lo más feo que nos pueda pasar y lloramos por eso, lloramos cuando la muerte se acerca, pero ¿Sabe qué? cuando pensamos que la muerte es la cosa más trágica que nos pueda pasar o suceder, pero la muerte nos lleva ante la presencia de nuestro Salvador.

Porque nuestros pecados ya han sido perdonados, ¡gloria a Dios!

Ya hemos sido lavados por la sangre de Cristo y vamos al cielo, Dios es nuestro padre, vamos a caminar por las calles de oro con Jesús…

Necesitamos aprender a pensar que nosotros “somos salvos” Filipenses 4:8 (vamos a cambiar nuestra manera de pensar).

¿Qué vamos a pensar? bueno que somos salvos, vamos a recordarlo cuando la situación se vuelva difícil.

Si el negocio no salió bien “recuerda que somos salvos”

Si perdiste dinero, recuerda que eres salvo

Si las cosas no está hiendo bien en tu familia, recuerda que eres salvo

Si tu esposo te maltrata…..si tu esposa es posesiva…etc., etc.

¿Cómo nosotros podemos tener contentamiento y estar contentos en todo tiempo?

Hay varias cosas que debemos hacer.

II. SE AGRADECIDO. COL. 3:15; 1:12, I TES. 5:18

Una de las maneras para aprender a estar contentos es dar gracias a Dios.

De gracias, muchas veces, Dios no transforma la situación que nosotros estamos pasando, por causa de que nosotros no somos agradecidos, y Dios quiere ver nuestro agradecimiento en cualquiera que sea nuestra situación.

De gracias por su familia, de gracias por sus hijos, de gracias por su trabajo y por lo que usted percibe.

Hay algunos hermanos que Dios no los bendice, porque no han sido agradecidos con él, ¿y sabe por qué? una manera de mostrar nuestro agradecimiento a Dios por lo que nosotros recibimos, es dándole a Dios lo que le corresponde, “estoy hablando del diezmo,” el diezmo es una manera de decir: ¡Señor gracias por lo que tú me diste!

Cuando somos agradecidos Dios va a bendecir más, 1 Tes. 1:2 (dele gracias por los hermanos de la iglesia), de gracias a Dios porque le permite ganar almas para Cristo, de gracias a Dios por que tiene usted una biblia, porque tiene al Espíritu Santo, por la iglesia, por tener un pastor, por cada cosa que Dios le da.

Cuando Dios ve un corazón agradecido, Dios empieza a obrar a nuestro favor, pero cuando Dios ve un corazón amargado, detiene las bendiciones. Dt. 8:10, ¡Dele gracias a Dios!, ¿por qué? por la comida, por haberte saciado, Salmos 103:1-5

Dele gracias por los frijoles que te da, por las tortillas que te comes, etc.

¿Cómo nosotros podemos tener contentamiento y estar contentos en todo tiempo?

Hay varias cosas que debemos hacer.

III. RECONOZCA QUE TODAS LAS COSAS NOS AYUDAN A BIEN: ROM. 8:28

Esto quiere decir que todo el universo estará trabajando y obrando por el bien de aquellos que aman a Dios.

El sol trabaja para nosotros, la luna y las estrellas Dios las puso ahí para nuestro bien, ¡Es hermoso contemplar el cielo!, también las nubes Dios las puso ahí para nosotros, si llueve o no llueve para nuestro bien es.

El esposo y la esposa que tú tienes Dios los puso para tu bien.

Los hijos que tú tienes Dios los puso para tu bien.

Imagínate al apóstol Pablo después de haber sido apedreado en Listra, ¿Puede tener algo de bueno eso? ¡Claro que hubo mucho bien!, ¿Sabe que fue? 2 Cor. 12:2-4

Dios le había dado la oportunidad a Pablo de ir y darle una miradita al cielo y dijo: “Yo vi cosas que no puedo explicar, no hay palabras para explicarlo o describirlo”…

¿Cómo nosotros podemos tener contentamiento y estar contentos en todo tiempo?

Hay varias cosas que debemos hacer.

IV. DEJE DE SER AVARICIOSO: FIL. 4:6; HE. 13:5

Se nos quita el gozo y el contentamiento cuando nosotros nos afanamos en las cosas materiales.

Si nosotros hacemos a un lado la avaricia, vamos a poder superar esta situación y vamos a estar contentos, I Tim. 6:6-8 Dios dice que estemos contentos con esto, ¿Tienes que comer?, pero pastor nada más frijoles y tortillas, ¡Estemos contentos!

¿Cómo nosotros podemos tener contentamiento y estar contentos en todo tiempo?

Hay varias cosas que debemos hacer.

V. CONFIÉ EN LA PROVIDENCIA DE DIOS

¿Quiere estar contento?

Confié en que hay alguien más sabio que usted, y que va a resolver los asuntos a su favor.

Hablemos del caso de José, sus hermanos le tenían envidia…

¿Cómo nosotros podemos tener contentamiento y estar contentos en todo tiempo?

Hay varias cosas que debemos hacer.

VI. CONFIÉ EN LAS PROMESAS DE DIOS: FIL. 4:19

¡Para que afanarnos tanto!

¿Porque vamos andar todos desesperados?

¡Necesitamos confiar en el poder de Dios.