“CUANDO DIOS NOS BAJA DE LA NUBE” Dr. Alfonso Calderón E., Pastor

“CUANDO DIOS NOS BAJA DE LA NUBE”
Abdías 1:3

INTRODUCCIÓN: El libro de Abdías va dirigido al pueblo de Edom y de una de sus principales ciudades llamada Petra, la ciudad de piedra rosada, construida en medio de la roca en las montañas, una ciudad fortaleza, se decía que Petra era la ciudad mejor defendida del mundo antiguo por sus altísimas murallas de piedra.
Su ubicación, su altura, lo difícil que era atacarla, le dio a Edom y su ciudad petra la sensación de ser inconquistable, le dio la sensación de ser intocable.
El corazón de los edomitas se lleno de soberbia, se lleno de falsa seguridad, es por eso que por medio del profeta Abdías el Señor les dice unas palabras muy duras: ¡La soberbia de tu corazón te ha engañado!
Traslademos la actitud de Edom a la vida de muchos de nosotros: Al igual que Edom estamos engañados, pensamos que por nuestro dinero, por nuestra posición en el trabajo, por nuestros títulos, por nuestros negocios somos intocables o somos indispensables, y andamos elevados en una nube llamada soberbia.
Tenemos que saber que hay dos medios que Satanás usa para elevarnos, para subirnos en la nube que muchos andamos:
Nuestro propio corazón lleno de soberbia (V.3) nuestro corazón es engañoso, y lleno de perversidad, y Satanás muchas veces lo usa para nuestra propia destrucción (Jeremías 17:9)
Nuestros “amigos” (Abdías V. 7) el halago, la falsa admiración, hacen que nuestra mente se vaya inflando poco a poco, nos hacen llegar hasta los confines, hasta lo más alto, y nos llenamos de vanidad.
Nuestro corazón y las palabras infladas de las personas nos hacen subirnos en una nube de soberbia, en una nube de altanería.
En esta tarde comprenderemos como se nota en nuestra vida cuando andamos en esa nube de vanidad y como Dios nos baja de esa nube

I. NOS CREEMOS INTOCABLES (V. 3) “quien me derribara a tierra decía Edom”
A. QUIÉN: (Es un pronombre refiriéndose a personas)
1) y esos son los pensamientos de muchas personas llenas de soberbia en su corazón.
a) Nuestros contactos, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
b) nuestras amistades, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
c) nuestro dinero, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
d) nuestras armas, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
e) nuestro carácter fuerte, nos hacen creer que nadie nos puede decir nada, que nadie puede movernos, pero estamos engañados.
2) Pero para Dios no hay intocables (vs 4; Jeremías 46:16)
a) con una simple enfermedad el Señor doblega la soberbia de cualquiera,
b) contra Dios no hay enojados,
c) no hay armas que puedan funcionar,
d) el baja de la nube a cualquiera (Jeremías 48:29-30)

II. NOS CREEMOS INDISPENSABLES (ISAÍAS 47:10)
A. NADIE ES IMPRESCINDIBLES:
1) En nuestro corazón pensamos que solo nosotros y nadie mas sabe hacer las cosas,
2) que sin nosotros nada saldrá bien que somos indispensables,
3) que todos pueden faltar menos nosotros, y no es así.
a) Todos somos necesarios,
b) todos somos importantes, pero indispensable solo Dios (Josué 1:1-5)
c) Moisés era un gran siervo, un grandísimo líder, pero murió y la conquista de la tierra prometida tenia que seguir, el Señor le dijo al Josué: Mi siervo Moisés ha muerto, ahora levántate tú y pasa el Jordán, y le dio una promesa: como estuve con Moisés estaré contigo.
4) Lo indispensable no es la persona, sino la presencia de Dios,
a) eso no puede faltar,
b) en nuestro trabajo no es que somos los mejores, es la gracia de Dios en nuestra vida,
c) no es que somos los mas inteligentes, es la gracia de Dios en nuestra vida.
5) Tenemos que reconocer que muchas veces Dios nos aparta de nuestros proyectos para darnos cuenta que no somos nosotros sino Él en nosotros

III. NOS VOLVEMOS ALTIVOS Y ALTANEROS (SALMOS 10:4)
A. ESTOS PIENSAN QUE NO NECESITA DE DIOS:
1) Cuando andamos en la nube de soberbia pensamos que no necesitamos de Dios,
a) que nos podemos valer por nosotros mismos,
b) pensamos que no necesitamos consejos,
c) que no necesitamos de la iglesias
d) ni de biblia ni de nada.
2) Cuando somos altivos menospreciamos a nuestra familia,
a) pensamos que no necesitamos de nadie,
b) pensamos que no necesitamos de nuestros padres ni de nuestra familia.
B. LOS ALTIVOS SERÁN ABATIDOS DIRECTAMENTE POR EL SEÑOR (2 SAMUEL 22:28; PROVERBIOS 16:5; ISAÍAS 2:12)
1) Dios nos bajara de la nube
a) El Señor nos hará conocer la escases,
b) nos hará conocer lo que significa necesitar ayuda,
c) el Señor doblegara nuestro orgullo para volvernos humildes.
2) Pero tenemos que comprender que ser bajados de la nube por el Señor es una bendición para nuestra vida (Salmo 119:67 y 71)
a) El Señor no humilla para demostrar que él es Dios,
b) él nos humilla para que podamos ser bendecidos.
c) El Señor nos baja de la nube porque Dios atiende al humilde pero a la altivo mira de lejos.

CONCLUSIÓN: Si alguien en esta noche anda en la nube, mejor que recapacite antes que nuestro Dios le tire y el golpe sean realmente muy dolorosos.
Amigo si estas por la primera vez en esta noche y no quiere admitir que usted necesita doblar sus rodillas y pedir perdón por su altives que cree que no necesita del Señor, pero usted bien sabe que necesita el perdón de todos sus pecado…

Deja un comentario