“EL GOZO DE NUESTRA IGLESIA”

“EL GOZO DE NUESTRA IGLESIA”
3 Juan 4-6
INTRODUCCIÓN: Cuando los valores cristianos están en el lugar que deben de ir, hace que una Iglesia pequeña o grande empiece a experimentar y recibir las bendiciones de Dios en la vida de cada uno de sus miembros, eso causa un gozo tremendo.
Es más fácil y agradable trabajar con alegría, se consiguen muchas cosas más, cuando en verdad somos felices en el servicio del Señor, no importándonos en qué lugar o en qué departamento o ministerio estemos, entendemos que todo lo que hacemos es para Él Señor y es por eso que todo lo hacemos con el mayor gusto y agrado posible.
El Gozo de una Iglesia No debe de ser por: El edificio que posee, La cantidad de finanzas que administra, Su renombre o prestigio o Por los personajes que allí se congregan
El verdadero Gozo que puede experimentar una Iglesia es cuando ministra con el fin de alcanzar no solamente sus metas trazadas sino que se compromete en hacer la Voluntad de Dios y poder ser así una digna representante del Reino de Dios aquí en la tierra.
En el mensaje de ésta noche vamos a ver algunas de las prácticas eclesiásticas que pueden traer a nuestra Iglesia un verdadero y genuino gozo, del cual podamos sentirnos orgullosos todos los que la componemos.
I. EL GOZO DE VER LAS ALMAS SALVARSE: (LUCAS 15:7)
A. ES LO MÁS CERCANO AL CORAZÓN DE DIOS
1)  La conversión de las almas perdidas ha de ser la causa más grande de alegría en nuestra congregación.
2)  Hemos arrancado de las manos del enemigo a una persona que ahora es libre, que tiene vida Eterna y que se puede convertir en un gran potencial para servir.
3)  Que los esfuerzos evangelísticos de la Iglesia están dando resultado
Que lo que se ha hecho no ha sido en vano ó infructuoso. (Hechos 11:23; 15:3)
II. EL GOZO DE VER LA EVOLUCIÓN Y DESARROLLO DE LOS CREYENTES: (2 JUAN 4)
A. NO HAY COSA MÁS ALEGRE QUE VER CRECER A NUESTROS HIJOS
1)  Verlos con sus ocurrencias y genialidades, sus primeras palabras,
2)  Ver a nuestros hijos dar sus primeros pasos es motivo de alegría y orgullo
3)  Ver a los nuevos en Cristo crecer en el evangelio es motivo de gozo
4)  Ver a los que por años han estado en la Iglesia y siguen sirviendo
Ver a aquellos hermanos que llegaron a nuestra Iglesia, han evolucionado y ahora son los más fieles servidores que hay.
III. EL GOZO DEL  DESEO DE SERVIR EN SUS MIEMBROS: (ESDRAS 3:11-13)
A. LA VOLUNTAD DE CADA UNO DE NOSOTROS NOS MUEVE A HACER LAS COSAS
1)  Esa voluntad es contagiosa; otros podrían unirse al grupo al vernos a nosotros trabajar y hacerlo con alegría.
2)  Este debe ser el distintivo de nuestra Iglesia,
a) No dejar de ganar almas,
b) Seguir desarrollando a los nuevos creyentes
c). Y enristra la mayor cantidad posible de hermanos a los ministerios.
¡NO PUEDE QUEDARSE NADIE SIN HACER NADA! (Hechos 2:46)
CONCLUSIÓN: Estas tres cosas son las que traen gozo a la iglesia del Señor, si logramos practicar estas cosas el gozo será permanente.