DISTINTIVOS BAUTISTAS

DISTINTIVOS BAUTISTAS
Antes de hablar un poco de nuestros distintivos un comentario quiero hacer a la pregunta que muchos me hacen sobre ¿Por qué ustedes se llaman Bautista fundamentales Independientes?
En nuestro día, hay muchos que odian el nombre “Bautista Independientes”.
A ellos no les gusta la obra que hacen los Bautistas Independientes.
Entonces ellos ponen presión en contra de los Bautistas Independientes en cualquier forma que puede.
Esto ha llegado al punto de presionar Iglesias a rechazar el nombre “Bautista Independientes”.
Estos hermanos que abandonan el nombre “Bautista Independientes” no entienden los asuntos envueltos en esto.
Como por que nos hacemos llamar así veamos esto:
I. Como Iglesias, tenemos que identificarnos con un nombre que nos separe de las otras doctrinas y prácticas o la gente no sabrá que doctrina y práctica tenemos nosotros como Bautistas.
El uso de nombres “genéricos” (“Iglesia Bautista”, o “Iglesia Bautista Internacional”) confunden a la gente al asunto y la importancia de doctrinas y practicas bíblicas.
2. El hecho de que hay “Bautistas” que no viven en conformidad de las doctrinas de Bautistas no cambia la posición de los Bautistas Independientes acerca de la separación bíblica.
3. El nombre “Bautista” significa alguien que es verdaderamente salvo, rechazando el pecado para una nueva vida en Cristo y separándose de las prácticas de este mundo.
DISTINTIVOS BAUTISTAS.
• Que creemos en el arrepentimiento de los pecados de nosotros mismos.
• Que creemos en Jesús como el único Salvador y mediador entre hombre y Dios para la remisión de los pecados.
• Que creemos que cada creyente tiene un sacerdocio o ministerio individual, y que este bautismo marca el principio de su vida espiritual y su servicio (ministerio) delante de Dios.
(1) Su Autoridad es la Biblia.
La Biblia es la autoridad final en todos asuntos de fe y practica porque la Biblia es inspirada por Dios y es la única representación de voluntad de Dios fiel hoy en día. Los Bautistas tienen una confianza absoluta en las Escrituras. En cualquier cuestión moral, buscan la respuesta en su autoridad, la cual es la Palabra de Dios. Otros libros aparte de la Biblia son hechos por hombres y por lo tal, pueden ser llenos con errores y no son confiables para fe y practica excepto cuando repitan lo que la Biblia ya ha dicho.
(2) La Membresía de la Iglesia es solamente las personas salvas.
La membresía de la Iglesia Local es restringida a individuos quienes dan un testimonio creíble de la fe personal en Cristo y han identificado con Cristo públicamente por medio del bautismo después de la fe salvadora. La iglesia local no admite personas para membresía quienes son inconversos, y si después de ser admitida, se revela que es inconversa, la iglesia local tiene la obligación de darle de baja de la lista de miembros hasta que lleguen a ser salvos. Un error grave es de rellenar la iglesia con personas no salvas pero que piensan que sí son, en posiciones de poder e influencia para manejar los asuntos de la iglesia.
DEFINICIÓN DEL EVANGELIO, LA SALVACIÓN: Iglesias Bautistas siempre han creído en la salvación que es la obra de Dios, y que es por la gracia, por medio de la fe. Dios nos salva no por nuestras obras, sino porque la persona en particular obedece a Dios cuando Dios le dice de creer y recibir a Jesucristo como su Salvador personal (la obra de Jesús en la cruz de Calvario). Si el pecado es la enfermedad, entonces la salvación es el remedio, por lo tanto, el Cristiano que no rechaza el pecado, no está bien con su Dios.
DISCIPLINA DE LA IGLESIA LOCAL: Los Bautistas siempre han puesto mucha atención en el área de separación de falsa doctrina y practicas erróneas o pecaminosas. Los Bautistas creen que el testimonio de los miembros de la iglesia es lo que da validez a su ministerio en particular como individuos o en corporación como iglesia. El mundo no escucha a hipócritas que predican una cosa y vivan otra. Tampoco Dios da poder espiritual a estos tipos. Por lo tanto, la iglesia Bautista promueve una norma bíblica de conducta y una doctrina bíblica que se base solamente en las Sagradas Escrituras.
(3) La Libertad de Conciencia.
Cada persona, aunque creyente o inconverso, tiene la libertad de escoger lo que cree y práctica. Nadie debe ser esforzado de confesar o practicar cualquier doctrina o práctica religiosa en contra de su albedrío. Cada ser humano tiene libre albedrio y es así como decide que hacer con su vida creemos que no podemos obligar a un ser humano a tenerlo en la iglesia local pero si enseñarle que sin Cristo no podrá alcanzar la salvación.
(4) El Sacerdocio del Creyente.
Bautistas creen que Dios instituyó en el Nuevo Testamento que cada creyente es un “sacerdote” delante de Dios, que es alguien autorizado de hacer los ritos sagrados de religión, especialmente que cada uno es el agente solo de mediador entre él mismo y Dios. Cada creyente hoy en día es un sacerdote delante de Dios y puede entrar en Su presencia libremente por que nuestro sumo sacerdote, Jesucristo, abrió el camino de comunión entre nosotros y Dios. No hay otros mediadores entre Dios y hombre aparte de Jesucristo, y no hay una clase especial de sacerdotes hoy en día en que el pueblo de Dios tiene que acudirse para tener acceso a Dios. Cada creyente es este sacerdote. Como sacerdotes, tenemos obligación de estudiar la mera palabra de Dios, de hacer intercesión por otros por medio de la oración, y de ofrecer sacrificios espirituales en nuestra adoración a Dios. Todos los creyentes tienen igual acceso a Dios, ni modo si es un predicador o no. (1° Pedro 2:5, Apocalipsis 5:9).
(5) Hay Dos Ordenanzas: Bautismo, Cena del Señor.
Los Bautistas creen que Dios dio a la iglesia solamente dos ordenanzas: (1) el bautismo de creyentes por la inmersión en agua, como testimonio e identificación con Cristo en su muerte, sepulcro, y resurrección, y (2) la cena del Señor, o comunión, que es una ceremonia conmemorativa de Su muerte por nuestros pecados en lo cual nos examinamos para limpiarnos de pecados y tener comunión más cercano con Dios.
El Bautismo.
Bautismo en agua por inmersión es siempre con la condición de un testimonio público de salvación en Jesucristo como su Salvador personal. Significa una nueva vida. Como Jesús murió, nosotros morimos al efecto y poder de pecado en nuestras vidas. Como fue sepultado, nosotros somos sepultados en agua con Cristo. Como Cristo revivió de nuevo, nosotros vivamos en una nueva vida Cristiana, libre del poder absoluto del pecado.
Excluimos o descontamos bautismo de infantes o cualquier persona por cualquier razón que no puede expresarse su fe salvadora en Jesucristo en una forma creíble ANTES de ser bautizado, o DESPUÉS tampoco no puede dar clara confesión de Jesucristo su Salvador.
La Cena del Señor.
Creemos que la cena del Señor es un solemne ceremonia conmemorativa en lo cual los participantes son los miembros de nuestra iglesia local que son bautizados, y que no están bajo la disciplina de esta iglesia u otra (no viviendo en rebelión abierta). El enfoque de la cena del Señor es de examinar nuestras propias vidas para encontrar pecados y arrepentirnos de ellos. Pero por todos modos, nosotros excluimos inconversos y personas en que su estado con el Señor no son conocidos. Creemos también que los elementos de la Cena del Señor debe ser libre de símbolos del pecado (no aceptamos fermentación de jugo de la viña). (Mateo 28:19, 1° Corintios 11:27-32)
(6) Hay Dos oficios: Pastor, Diácono.
Los Bautistas creemos que Dios estableció solamente dos oficios en la iglesia local, el pastor y el diácono. Los términos “pastor”, “anciano”, “obispo” y “supervisor” todo refieren al mismo oficio de pastor. Los dos oficios de pastor y diácono existen adentro de una iglesia local particular, y no son partes de una estructura que viene de afuera de la iglesia local. Solamente los hombres que son miembros de esta iglesia local en particular, y a ninguna otra, y quienes que cumplen con los requisitos bíblicos pueden ocupar estos oficios.
Pasto.
Creemos que Dios ha llamado a hombres para que dirijan a su rebaño el los prepara y los elige para ser ministros de la iglesia el pastor es el guía espiritual de la iglesia pero no es empleado de la tal así que la iglesia debe de sujetarse al pastor no el pastor a la iglesia.
Diácono.
El diácono no está sobre el pastor en autoridad, sino el opuesto, que los diáconos son los siervos de la iglesia ellos se encargan del orden y de cosas en la que no es necesario que el pastor esté al frente.
(7) La Autonomía de la Iglesia Local.
Bautistas no creen que hubo una línea de iglesias como enseña la Iglesia Católica Romana Apostólica que una iglesia tiene que ser parte de ella (identificar con una iglesia madre) para ser legitima, pero cada iglesia es legitima siempre cuando obedece las Sagradas Escrituras. Su autoridad y su sumisión es a la palabra de Dios, y nada más. Nosotros creemos que el Nuevo Testamento NO presenta una sola iglesia con su cabeza en Roma o Jerusalén que controla a los demás iglesias, sino que la forma bíblica es muchas iglesias locales independientes, cada uno responsable a Dios por medio de estudiar las Escrituras por sí misma para discernir individualmente la voluntad de Dios (especialmente la doctrina bíblica y las practicas bíblicas). Creemos que somos responsables individualmente y particularmente como iglesia y como individuos solamente a Dios.
(8) La Separación entre la Iglesia y el estado (gobierno).
Los Bautistas creen que Dios estableció las dos, la iglesia y el gobierno civil, y en cada uno les dio responsabilidades y derechos de cumplir.
Los propósitos del gobierno civil son indicados en Romanos 13:1-7, y de la iglesia en Mateo 28:19-20.
Ninguno de las dos debe controlar el otro, tampoco debe ser una alianza entre los dos donde la iglesia levanta fondos por el gobierno ni tampoco el gobierno administra o regala fondos de la iglesia.
Cristianos en una sociedad libre puede influir su gobierno para que actúa en justicia, lo cual no es lo mismo de una iglesia, denominación, o grupo de iglesias controlando el gobierno.

Deja un comentario