“VIRUS QUE ENFERMAN A UNA IGLESIA”

                                Romanos 12:4-5

INTRODUCCIÓN: ¿Qué es un virus? Es un microorganismo no celular que solo puede desarrollarse en el interior de una célula viva.
La mayor parte de las gripes y los resfríos son producidos por virus.

En computación, un virus es un programa que se introduce en la memoria de una computadora y produce daños en dicha memoria y destruye toda la información del disco duro de la computadora.

Nadie mejor que el apóstol Pablo, para usar la analogía del cuerpo humano y la iglesia de Cristo que es considerada el cuerpo de Jesús.
Nadie mejor que el apóstol Pablo para aconsejar, desafiar y reprender a la Iglesia como el apóstol Pablo. La noticia de los años pasados ha sido la enfermedad de la Influenza (Gripe) Porcina… nos hemos enterado en lo que consiste esa enfermedad… hemos aprendido a prevenirla, hemos tomado las medidas sanitarias, es decir higiénicas debidas para No contaminarnos…nos han informado en cuanto a la clase de la sintomatología de esa enfermedad y de las fatalidades que puede causar.

La Iglesia… Si la Iglesia es un CUERPO… entonces puede ser atacada por un VIRUS…virus que querrán:

Atacarla para Enfermarla, atacarla para debilitarla, atacarla para Postrarla, atacarla para probablemente Matarla.

La Iglesia tiene entonces que tener sus defensas muy altas, para estar fuertes, para combatir cualquier virus que quiera incubarse (empollar) en ella.
Así como el cuerpo humano está sujeto a enfermedades de todo tipo, accidentes, terremotos y asesinatos, también la iglesia puesto que es la agencia que Dios está usando para robarle las almas al enemigo.

Veamos los Virus que pueden enfermar a su Iglesia.

I. EL VIRUS DE LA APATÍA: (HE. 6:11-12)

He 6:11-12 “Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza, V. 12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.”

A.ES LA INACTIVIDAD QUE ESTÁ ENFERMANDO A LA IGLESIA

1) Al cansarnos fácilmente en nuestros compromisos eclesiásticos

2)Los que dicen que éste año quieren descansar, porque ya han trabajado mucho en la iglesia.

3)Ese tipo de comportamiento puede contagiar al que recién está iniciando en su peregrinaje con Cristo.

a) Nosotros somos LOS BIG BROTHERS: (Los hermanos mayores).

b)Demos el buen ejemplo a los nuevos que están llegando a nuestra Iglesia.

c) Dios tiene un premio para los“Diligentes”: (Que está activo y hace las cosas con cuidado, que está dispuesto a ayudar)

d)Dios tiene un premio para los que están siempre ocupados en Su Obra. (Prov. 22:29) “¿Has visto hombre solícito en su trabajo? Delante de los reyes estará; No estará delante de los de baja condición.”

Veamos el segundo Virus que pueden enfermar a su Iglesia.

II. EL VIRUS DE LA INCREDULIDAD: (HE. 3:12)

A.ES LA ACTITUD DE DESCONFIANZA Y EL ESCEPTICISMO, (Es la actitud de duda ante la veracidad de la palabra de Dios) ES DECIR PONEN EN DUDA LA PALABRA DE DIOS.

1)Muchas de las cosas que deseamos tener en la vida,

2) Serán imposible verlas si nosotros somos contagiados “por el virus de la Incredulidad.”

a)La vida frustrada de otros cristianos nos puede contagiar,

b)Apártese de ellos o se va a morir juntamente con ellos.

3)Si en su vida No pasan cosas GRANDIOSAS,
a) No es porque Dios No quiera…
b)Es porque usted NO CREE. (Mateo 13:58)

“Y No hizo allí muchos milagros, a causa

de la incredulidad de ellos.”

Veamos el tercer Virus que pueden enfermar a su Iglesia.
III. EL VIRUS DEL DESCONTENTO: (NÚM. 21:1-7)

A.ESTE VIRUS PUEDE QUE YA ESTÉ INSTALADO EN EL CUERPO DE CRISTO, LA IGLESIA

1)El desánimo No pudo haber entrado a todos por igual…

a)Es posible que uno de los líderes hayan mostrado esa sensación y contagió al pueblo.

b)Nadie ha dicho que estar en el cristianismo es fácil

c) Tendremos obstáculos

d)Habrá siempre problemas

e) PERO Dios nos dice siempre que marchemos hacia adelante.
f) Tenemos sus promesas,
g) Tenemos su Presencia,
h)Tenemos la Garantía de llegar al otro lado.
CONCLUSIÓN: Mi estimado hermano en la fe, tápese No solamente la nariz y la boca… sino que también los oídos y los ojos… ¡de lo contrario usted podría ser contaminado!
1. DEL VIRUS DE LA APATÍA
2. DEL VIRUS DE LA INCREDULIDAD
3. Y DEL VIRUS DEL DESCONTENTO

Deja un comentario