“LAS PÉRDIDAS DE UN CAÍDO”

“LAS PÉRDIDAS DE UN CAÍDO”
Salmos 51
INTRODUCCIÓN: La biblia nos dice en otra porción de la Escritura que nuestro hombre de este mensaje, David, “era conforme al corazón de Dios”.
Esto quiere decir que no había otro hombre más santo, dedicado, consagrado que él.
Pastor, ¿Se puede caer tan vil después de vivir una vida recta y santa como David?, ¡Sí!, si descuidas tu vida personal puede suceder lo que le sucedió a este gran cristiano, recuerda que David era sujeto al igual que tú y yo a las mismas pasiones y deseos, pero es necesario que vigilemos bien nuestra vida diaria.
Es de gran bendición vivir agradablemente delante de nuestro Dios, ¡Si dejamos que el Señor gobierne nuestras vidas!
Lamentablemente muchos cristianos no se ponen a pensar cuánto dolor, cuantos sufrimientos trae una caída y cuantos inocentes arrastramos con nosotros.
Es fundamental que vivamos dedicados al Señor todo el tiempo y no caer en un estado de desidia y descuido espiritual, creo que muchos de nosotros hemos visto a algunos de nuestros hermanos caídos y es muy triste ver el estado en que se encuentran, aunque ellos mismos traten de lucir que todo va bien, pero es muy evidente el desgaste que el pecado ha hecho en nuestros amados hermanos en la fe.
Volviendo a David, él sufrió grandes pérdidas, yo puedo casi ver su cuerpo encorvado, sus ojos hinchados de no poder dormir, puedo oír sus conversaciones, eran negativas, su mirada había perdido el brillo, su andar era sin propósitos, era realmente muy triste.
Es pues importante considerar las pérdidas de un caído.
¿Cuáles son esas pérdidas que David sufrió?
I. SUFRIÓ LA PÉRDIDA DE LA PUREZA DE SU CORAZÓN: SALMOS 51:1
A. DAVID SE SENTÍA MANCHADO:
1) “…borra…” (V.1)
a) Habla de los recuerdos en su mente y su corazón.
b) Dice la biblia que Dios nos perdona, pero la afrenta nunca será borrada. Prov. 6:33
c) Esto quiere decir que nunca vamos a poder borrar de nuestra mente el pecado que cometimos y pagaremos esta afrenta toda nuestra vida.
d) Pero lo más importante es que nuestro Dios nos perdona, y eso es lo que nos trae tranquilidad.
2) “…Lávame…” (V.2, 7)
a) David se sentía tan sucio, no era para menos había caído de su pureza de su corazón.
b) Así es como el cristiano caído se siente,
c) se siente manchado, ruin y vil,
d) y es ahí que el clamó a Dios,
e) sale un grito de su corazón, ¡lávame!
3) “…Límpiame…” (v.2)
a) Habla de vivir limpio y sin pena, porque alguien que está sucio apesta,
b) huele a suciedad,
c) lamentablemente algunos se acostumbran a vivir así, y no debe de ser así, hay que buscar al Señor y pedirle que nos limpie con su palabra. Efesios 5:26
d) Los sucios dejan el olor de su suciedad por donde van pasando, por eso es vital ir a nuestro Dios a que nos limpie con su preciosa sangre.
4) “…Purifícame…” (v.7)
a) Habla que quería vivir genuino en las cosas de Dios,
b) no quería vivir simulando o fingiendo en las cosas del Señor.
c) Quería amar las cosas de Dios sin fingimiento, Rom. 12:9; 1 Tim. 1:5; 2 Pedro 2:3.
d) Salmos 51:10 “crea en mi corazón limpio”,
e) David sabía que el creador de todas las cosas podría crear en su corazón, un corazón limpio.
¿Cuáles son esas pérdidas que David sufrió?
II. SUFRIÓ LA PÉRDIDA DE LA COMUNIÓN CON DIOS: (V. 11)
A. ¡QUE QUEBRANTO ES TENER NUESTRA COMUNIÓN ROTA!
1) David experimentó la pérdida de la comunión de Dios en su vida,
a) él se había acostumbrado a vivir íntimamente en su presencia,
b) y esa presencia le daba las fuerzas,
c) el ánimo,
d) el gozo,
e) y la paz y tantas riquezas espirituales.
2) Yo creo que David en muchas de las veces meditaba y deseaba que esto que le pasó fuera solo un sueño,
a) pero lamentablemente por más que se desee que fuera solo un sueño, la realidad es que se había equivocado y no había forma de cambiar la triste realidad,
b) solamente corriendo pronto a los brazos del Señor para su restauración.
B. ¿QUÉ SUCEDE CUANDO PERDEMOS LA COMUNIÓN CON DIOS?
1) Nos sentimos avergonzados, la inseguridad en nuestro interior es brutal,
a) se pierde el deseo de buscar Dios,
b) se experimenta una soledad,
c) hay vergüenza, lágrimas, dolor, sufrimiento,
d) no hay felicidad,
e) hay depresión, desánimo, etc.
2) ¡Qué triste historia de un caído!,
a) no es motivo de gozo ver a nuestro hermanos así,
b) por más que se les predica hasta con lágrimas el creyente piensa que a él no le puede pasar,
c) sí le pasó a nuestro amado David, nos puede pasar a nosotros;
d) si está en la biblia es simple, ¡es para advertirnos del dolor de un caído!
¿Cuáles son esas pérdidas que David sufrió?
III. SUFRIMOS LA PÉRDIDA DEL GOZO DE LA SALVACIÓN: (V.12)
A. ¿DE QUÉ SIRVE VIVIR SIN ALEGRÍA Y ESTAR TODO AMARGADO?
1) David fue un creyente que vivía gozoso,
a) pero ahora su arpa instrumento que él hábilmente ejecutaba estaba por ahí en algún rincón del palacio,
b) quizás empolvada,
c) quizás en su estuche llena de telarañas,
d) yo no lo sé con exactitud,
e) pero lo que si se es que él ya no tenía interés en tocar aquellos viejos himnos y salmos que el mismo compuso de puño y letra.
2) Que tragedia es para un cristiano que ha perdido el gozo de su salvación,
a) es la salvación de nuestra alma motivo suficiente para vivir alegres y motivados todo el tiempo,
b) que maravilloso es un cristiano animado.
¿Cuáles son esas pérdidas que David sufrió?
IV. SUFRIMOS LA PÉRDIDA DEL PODER DE TESTIFICAR: (V.13)
A. SE PIERDE LA VITALIDAD PARA GANAR ALMAS
1) David testificaba con su vida la grandeza del Señor,
2) todos cuanto conocían a David era atrayente y contagian te buscar al Dios de David.
3) Los cristianos caídos con sus vidas deshechas no tienen el más impacto posible en las almas perdidas,
4) si aun así ellos quieren hacer ese trabajo que demanda nuestro Dios a todo creyente.
5) Voy a ir más allá,
a) no hay el deseo de hacer nada por testificar por Cristo,
b) todo se vuelve una carga pesada cuando oímos del deber de testificar a los perdidos.
c) Hermanos levántese, si usted anda caído, levántese,
d) corra al Señor como David y refúgiese en sus brazos, arrepiéntase y dele la oportunidad a los perdidos de oír de usted el plan de la salvación con una vida restaurada.
¿Cuáles son esas pérdidas que David sufrió?
V. SUFRIMOS LA PÉRDIDA DEL DESEO DE ADORAR AL SEÑOR: (V. 14-16)
A. HAY UN DESPRECIO POR LAS COSAS SANTAS
1) Cuando se pierde el deseo de adorar a Dios, está expuesto de adorar en la carne, la carne quiere lastimar, dañar y hasta matar. (v.14)
a) La boca de David se había cerrado,
b) no había ganas de hacer nada ni hablar nada bueno para Dios,
c) se abría la boca, pero al mal,
d) al odio,
e) al aborrecimiento.
2) No hay respeto hacía Dios y su iglesia.
a) Ya no hay admiración a la grandeza de Dios,
b) ya no hay exaltación,
c) ya no hay gratitud en nuestros corazones,
d) ya no hay ese amor por la casa de Dios,
e) ya no hay esa reverencia, ese respeto por las cosas santas.
3) Hermanos corra al Señor, no se haga más daño y ni tampoco haga más daño al cuerpo de Cristo, ánimo, ¡levántese, levántese!
4) David ya no adoraba a Dios con los diezmos del Señor.
5) David ya no adoraba a Dios con sus ofrendas.
6) David ya no adoraba a Dios con los himnos y salmos.
CONCLUSIÓN: Mi hermano es un mal negocio caer en pecado por nuestro descuido espiritual, pero te animo a venir al Señor y ponerte a cuentas con Él.
Salmos 145:14 “sostiene Jehová a todos los que caen, y levanta a todos los oprimidos”.
Dios quiere sustentarte y levantarte, ven dale la mano para que te ayude a incorporarte, ¡no esperas más, no le dejes con su mano extendida!

Deja un comentario